Temas candentes cerrar

Betty White, última chica de oro, fallece a los 99 años

A la actriz, activa hasta el final de sus días, se le atribuye la carrera televisiva más larga de la historia en el libro Guinness de los récord, siete décadas. Iba a cumplir 100 años el 17 de enero

La actriz Betty White, la inolvidable campesina inocentona de la serie Las chicas de oro, ha fallecido durante la pasada noche en su casa de Los Ángeles. Activa hasta el final, hace apenas tres días promocionaba en su cuenta de Twitter un evento de celebración de su centenario cumpleaños, el próximo 17 de enero. Era la mayor y, aun así, la única superviviente de las cuatro protagonistas de aquella comedia que triunfó entre finales de los 80 y principios de los 90 y trataba de la vida de este grupo de señoras mayores. El papel de Rose Nylund le colocó en la escena global, pero su carrera televisiva fue prolija y larga, la más larga de la historia para una mujer según el libro Guinness de los récord: siete décadas.

“Aunque Betty estaba por cumplir 100, creí que viviría para siempre”, dijo el agente Jeff Witjas a la revista People, que avanzó la noticia. White había debutado en la pequeña pantalla en 1949, cuando la televisión era todavía una aventura, con un canal experimental en Los Ángeles, y en 2014, con ya 92 años, aún protagonizaba una serie llamada Hot in Cleveland”.

Era rematadamente querida en Estados Unidos, entrañable para quienes vivieron su época de mayor esplendor y una suerte de icono pop para generaciones posteriores. Prueba de ello es que en 2009 un admirador puso en marcha una campaña para lograr que la veterana estrella presentase un capítulo de Saturday Night Live, el gran show nocturno cómico de la televisión estadounidense, y su aparición le hizo ganar un Emmy. Era el sexto que llevaba a la espalda. En la última década experimentó un renacer. Sus apariciones en televisión se multiplicaron, interpretó un papel en la película The proposal, de Sandra Bullock, y Associated Press la votó como la estrella de entretenimiento del año 2010.

Fue, sin embargo, algo más que un personaje adorable de la televisión. White rompió barreras para ella y para otras mujeres en un tiempo aún muy oscuro. En los años 40, resultó la primera mujer nominada a este galardón por sus programas de variedades y en los 50, una de las pocas que ya producía y protagonizaba su propia serie: Life with Elizabeth. Fue también la primera en contratar a una directora femenina para su programa de entrevistas. “Los movimientos feministas estaban lejos de existir, ni siquiera pensamos lo que logramos”, recordó hace tiempo.

Betty Marion White nació el 17 de enero de 1922 en Oak Park, un pueblo de Illinois, hija única de un ingeniero eléctrico y una ama de casa, pero creció en Los Ángeles. Su interés por la actuación despertó temprano, con el grupo de teatro del Instituto de Beverly Hills en el que estudió, y fue una de las jóvenes promesas del Bliss-Hayden Theatre hacia el final de la Segunda Guerra Mundial. Se casó con un piloto llamado Dick Barker, aunque aquello no llegó al primer aniversario. Después hizo lo propio con un actor, Lane Allen, pero tampoco duró más de dos años. En 1963 pasó de nuevo por el altar, esta vez con un presentador de televisión, Allen Ludden, a quien permaneció unida hasta la muerte de éste, en 1981. Nunca tuvo hijos.

Comenzó trabajando en la radio y empezó a triunfar en televisión en 1949, en un espectáculo llamado Al Jarvis’s Hollywood on Television, que acabaría presentando. Uno de los personajes más populares a los que dio vida en Estados Unidos fue Sue Ann Nivens, en The Mary Tyler Moore Show, una estrella de un programa de cocina aparentemente perfecta aunque obsesionada con los hombres.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Con todo, ningún papel la hizo tan internacional como la Rose Nylund de Las Chicas de oro, un producto también único, de humor corrosivo. White, Bea Arthur (Dorothy), Estelle Getty (Sophia, madre de Dorothy) y Rue McClanahan (Blanche) encarnaban a cuatro mujeres de mediana-tercera edad que compartían casa en Miami Beach (Florida), tenían aventuras amorosas y no amorosas, se atizaban entre ellas, se protegían y querían al mismo tiempo, y resultaban tremendamente divertidas. La serie, que duró siete temporada, ganó un arsenal de premios. Betty White, la única que quedaba viva, ha dicho adiós este 31 de diciembre.

Shotoes similares
Los shotoes más populares esta semana