Temas candentes cerrar

En Resumen: Cowboys ganan 20-16 ante Vikings

Admítanlo, fanáticos de los Cowboys, se asustaron cuando escucharon la noticia. Pero si al equipo le preocupaba que el mariscal de campo estrella Dak Prescott tuviera que permanecer en la banca debido a su distensión en la pantorrilla, ciertamente no lo demostraron. 

Detrás de un fuerte esfuerzo defensivo y una ofensiva que demostró que aún podía mover el balón, los Cowboys fueron recompensados con un regalo de último segundo al final de esta noche de Halloween, una gran victoria 20-16 sobre los Minnesota Vikings.

Con la lesión de Prescott, el suplente Cooper Rush fue presionado a su primera apertura en la NFL y jugó el papel de héroe a la perfección. Aunque a veces no fue el mejor al principio del juego, dio su todo al final, conectando con Amari Cooper para el pase de touchdown ganador con menos de un minuto restante en el juego.

Rush completó el 60 por ciento de sus pases para 325 yardas y dos touchdowns para un índice de pasador de 92.2. Tanto Cooper como CeeDee Lamb superaron las 100 yardas en recepción, con un total de 122 y 112 respectivamente. Un total de siete jugadores registraron una recepción.

Pero a pesar de todos los fuegos artificiales ofensivos, fue la defensiva de Dallas la que quizás merezca los verdaderos elogios. Como unidad, mantuvieron la poderosa ofensiva de Minnesota a solo 278 yardas totales y una tasa de conversión del ocho por ciento en terceras oportunidades. También limitaron al mariscal de campo Kirk Cousins a solo 184 yardas aéreas. Liderando el esfuerzo estuvo el apoyador novato Micah Parsons, quien jugó de manera sobresaliente con 11 tacleadas, incluidas 10 por si solo, y cuatro tacleadas para pérdida.

Primer cuarto

Después de los primeros 15 minutos de juego, los Cowboys demostraron que podían enfrentarse cara a cara con los Vikings incluso sin Prescott. Dallas dominó el tiempo de posesión en el marco, 10:20 a 4:40, y había superado al equipo local 93 yardas a 79. 

Pero Minnesota mantuvo la ventaja en el marcador, 7-0, luego de que los Vikings tomaron la posesión inicial del juego y avanzaron 75 yardas en siete jugadas hasta la zona de anotación. Las grandes jugadas hicieron el daño con un pase de 31 yardas al ala cerrada Tyler Conklin y un castigo de interferencia de pase de 14 yardas sobre Trevon Diggs. Eso llevó a un pase de anotación de 20 yardas a Adam Thielen quien se encontraba abierto.

Por supuesto, los Cowboys se vieron afectados después de una marcha hacia la yarda 19 de Minnesota, cuando una captura en tercera y 7 obligó a Greg Zuerlein a intentar un gol de campo de 43 yardas. Su intento navegó por la izquierda, Dallas incapaz de cerrar la brecha.

Segundo cuarto

Los Cowboys estaban en movimiento mientras el juego avanzaba hacia el segundo cuarto, la combinación de Ezekiel Elliott y Tony Pollard impulsó a la ofensiva desde su propia yarda 5 hacia territorio de Minnesota en la 47 de los Vikings. Pero un pase en medio de una doble cobertura resultó en una intercepción para Rush, poniendo fin al ataque de Dallas.

No obstante, Rush volvió a poner al equipo en marcha en su próxima serie y una vez más cruzó el medio campo, alcanzando la línea de 20 yardas de los Vikings, consumiendo 6:25 minutos del reloj. Aunque no pudieron llegar a la zona de anotación, esta vez Zuerlein logró anotar un gol de campo de 38 yardas para poner a los Cowboys en el tablero.

Desafortunadamente, Dallas le dio a los Vikings tres puntos justo antes de la mitad. La defensiva de los Cowboys parecía haber salido del campo cuando obligó a los Vikings a despejar en su propia yarda 30. Pero un castigo defensivo le dio nueva vida a Minnesota.

Luego, los Cowboys cedieron una gran recepción de 32 yardas en cuarta y pulgadas en la línea de 44 yardas de los Vikings, nuevamente manteniendo viva la marcha. Afortunadamente, Dallas finalmente detuvo a Minnesota, pero el equipo local convirtió un gol de campo de 45 yardas para entrar al descanso con una ventaja de siete puntos, 10-3.

Para empeorar las cosas, Dallas recuperó el balón una vez más antes de la mitad, pero el tackle izquierdo Tyron Smith, uno de los mejores del juego, no se unió a la ofensiva en el campo. La lesión de tobillo que sufrió hace dos semanas en Nueva Inglaterra, lo mantuvo fuera por el resto del partido.

Tercer cuarto

Entonces, con las dudas solo aumentando cuando los Cowboys abrieron la segunda mitad con el balón, lo que Rush hizo fue lanzar un strike por el medio a Cedrick Wilson en tercera y 8 en su propia yarda 27. Luego, el receptor se abrió paso más allá de la defensa de los Vikings para llevarlo 73 yardas hasta la zona de anotación.

Y así, a menos de un minuto del tercer cuarto, Dallas había empatado el marcador.

Un intercambio de despejes le dio a Minnesota una buena posición de campo en su propia línea de 45 yardas y Cousins ​​y sus tropas la usaron para su ventaja. Solo ganaron 33 yardas, lo suficiente para conseguir un gol de campo de 40 yardas de Greg Joseph y retomar la delantera.

Pero Wilson no había terminado. Al final del cuarto, atrapó un pase en el lado izquierdo detrás de la línea de golpeo, rodó hacia la derecha y luego le lanzó el balón a Lamb para una gran ganancia de 35 yardas. Eso llevó a otro gol de campo de Zuerlein, este desde las 39 yardas, para igualar el marcador (13) llegando al último cuarto.

Último cuarto

Los castigos nuevamente resultaron costosos para los Cowboys. Minnesota tomó posesión en su propia yarda 26 con 7:46 por jugar y se abrió camino por el campo, gracias en parte a los errores de Dallas. Un castigo por rudeza al pasador proporcionó 15 yardas y un primer intento con dos llamadas de rudeza innecesarias que agregaron otras 18 yardas y dos primeros intentos más. Los Cowboys lograron mantener al oponente fuera de la zona de anotación, pero los Vikings aún tomaron la ventaja 16-13 después de un gol de campo de 24 yardas.

Eso dejó 2:54 en el reloj para que Rush y la ofensiva de los Cowboys ganaran el juego. Rush rápidamente conectó con Cooper en un par de pases para un total de 51 yardas y luego recibió ayuda gracias a un par de castigos por parte de Minnesota. Dallas llegó a una tercera y 16 en la yarda 25 de los Vikings. Fue entonces cuando Rush le entregó un pase a Elliott por el medio, quien se abrió camino hasta la línea de 5 yardas con solo 56 segundos restantes.

Luego, Rush lanzó un pase perfecto a Cooper en la esquina trasera izquierda de la zona de anotación, el receptor realizó una espectacular atrapada para lograr el touchdown y la improbable victoria. Con eso, Dallas extendió su racha ganadora a seis juegos.

Shotoes similares