Temas candentes cerrar

Noche redonda para los Dallas Cowboys

Ratifican su campeonato divisional con el contundente triunfo sobre Washington y un golpe de autoridad en las tres fases del juego, que incluyó touchdowns de la ofensiva, defensiva y equipos especiales.

ARLINGTON, Texas - Micah Parsons dijo hace días que la defensa de los Cowboys estaba cada vez más en ritmo, lista para competir contra cualquiera en la NFL.

Y advirtió que cuando la ofensiva recuperara el ritmo con el que comenzó la temporada, sería uno de los equipos más completos y difíciles de frenar rumbo a la postemporada.

Este domingo, los Cowboys respaldaron las palabras de Parsons y dieron un golpe de autoridad en todas las fases del juego en la victoria 56-14 sobre el Washington Football Team.

Mejor aún para ellos, salieron a jugar uno de sus mejores partidos de temporada regular en los últimos años, ya con el campeonato divisional en la bolsa y ni siquiera se inmutaron. Muchos pensarían que los Cowboys bajarían el ritmo, pero pareció lo contrario…

"Se siente grandioso", dijo el receptor CeeDee Lamb. "Hemos predicado el futbol completo toda la temporada y creo que hoy fue el partido en el que más hemos cumplido a la ofensiva, defensiva y equipos especiales. Fue enorme".

"A la ofensiva, no tuvimos que preocuparnos demasiado", agregó. "La defensa tampoco tuvo que preocuparse mucho. Equipos especiales fueron de mucho impacto".

La ofensiva que había sufrido para correr el balón, ser precisos por pase y, sobre todo, anotar touchdowns, fue casi imparable frente a Washington desde el principio.

En la primera mitad, Dak Prescott ya había superado las 321 yardas por pase con cuatro touchdowns. Fue la primera vez que un quarterback de los Cowboys lanza tal cantidad de anotaciones en dos cuartos. Ya en la segunda mitad, con el juego resuelto para entonces 42-7, sólo sumó 68 yardas más (389).

"Dak salió muy peligroso y preciso", comentó Lamb, quien completó cinco pases para 66 yardas. "Siempre está repartiendo el balón. Es de nosotros completar esos pases y subirle la confianza. Hoy fue increíble".

Ni siquiera el más arriesgado apostador hubiera pensado que los Cowboys anotarían dos veces con sus alas defensivas. Primero fue DeMarcus Lawrence quien interceptó un pase que regresó 40 yardas para touchdown, con tal habilidad como para provocar la envidia de cualquier correr o hasta receptor.

El ala defensiva Chauncey Gholston anotó también, después de que el corredor Corey Clement bloqueó una patada de despeje en el tercer periodo.

"Hasta yo me sorprendí porque en realidad el plan era detener y bloquear para que CeeDee (Lamb) regresara hasta la zona final. La idea era poner un buen regreso", explicó Gholston. "Pero Corey hizo lo suyo. Sólo escuché el rebote y reaccioné. Vi el balón y ví al pateador. Nadie iba a detenerme".

El día se completó pase de touchdown al tackle ofensivo Terence Steele, cuando muchos hubieran pensado que si un liniero ofensivo iba a anotar sería Connor McGovern, quien ha participado desde el backfield en todos los partidos de la temporada.

"Es un tremendo atleta", dijo Ezekiel Elliott. "Puede correr y tiene buenas manos. Pero nada fue tan impresionante como el 'pick six' de D-Law (DeMarcus Lawrence) hoy. Deberíamos encontrar la manera de darle balones a la ofensiva".

Los Cowboys (11-4) son ya campeones del Este de la Conferencia Nacional por méritos propios. Cierto que clasificaron a playoffs desde el jueves de manera matemática o que el domingo antes de su partido ya habían asegurado ese título.

Pero este equipo ya suma 11 victorias. Son líderes divisionales indiscutibles y aún aspiran a la mejor clasificación de la Conferencia Nacional con dos partidos por disputar.

Dallas recibirá a los Arizona Cardinals (10-5), que están lejos de su mejor nivel, el próximo fin de semana y cerrará temporada regular en Filadelfia, mientras que Green Bay, que tiene el mejor récord de la conferencia, tiene pendientes partidos contra Minnesota y en Detroit.

En caso de igualar en ganados y perdidos al final de la temporada, los Cowboys tienen el mejor record de la Nacional, 9-1, y están invictos 5-0 en su división.

Si los Packers (12-3) amarran la mejor siembra de la Conferencia, los Cowboys intentarán ser uno de los mejores tres para recibir playoffs, al menos en primera ronda, en su estadio, donde han anotado más de 35 puntos en cinco de siete partidos y al menos 40 en cuatro juegos…

"Se trata de construir momentum, como hicimos hoy", dijo Lawrence. "La ofensiva anotó, la defensiva también anotó y frenó a Washington. Los equipos especiales han hecho grandes cosas. Todo hizo click en las tres fases del juego".

"El campeonato de la división es una de las metas que nos propusimos", agregó. "Pero ahora hay que dejar eso atrás y movernos al siguiente objetivo".

Shotoes similares