Temas candentes cerrar

El Día del Trabajador. Dimes, diretes y cruces entre la partidocracia política.

El Día del Trabajador. Dimes, diretes y cruces entre la partidocracia política. Twitter: @OswaldoRamirezG “Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se
El Día del Trabajador. Dimes, diretes y cruces entre la partidocracia política.

Twitter: @OswaldoRamirezG

“Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama”

Aristóteles

El sábado pasado inició mayo, y como cada día primero de dicho mes gran parte del mundo celebró el Día del Trabajo también llamado el Día Internacional de los Trabajadores, fecha que unifica la lucha obrera mundial rememorando a los Mártires de Chicago de 1886, un grupo de ocho trabajadores que impulsaron huelgas laborales con el objetivo de homologar su jornada diaria en ocho horas. Esta reunión se efectuó en medio de choques violentos con los policías de la localidad  lo que derivó en la detonación de una bomba en la plaza de Haymarket, Chicago la cual cobró con la vida de un policía. A consecuencia de esto los huelguistas fueron perseguidos y cinco de los ocho líderes fueron sentenciados a muerte.

No obstante, el movimiento y la ejecución de estos trabajadores inspiraron el espíritu de lucha obrera en varias partes del mundo. En París Francia, la Segunda Internacional decidió decretar en su congreso al 1ro de mayo como jornada reivindicativa global, a partir de ello el día del trabajo o día de los trabajadores se conmemoró de manera gradualmente en la mayoría de los países industrializados y en vías de desarrollo. En México, la legitimación y derecho de un trabajo digno está estipulado constitucionalmente desde la Carta Magna de 1917 en el artículo 123, cuya norma indica que “toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme la ley…”

Palabras más, palabras menos la Constitución Mexicana fue pionera en establecer esto como parte de su ley laboral federal, sin embargo, como sucede en este como en otros aspectos  en nuestro país “entre el dicho y el hecho hay mucho trecho”. Seria tedioso aquí repetirlo, puesto que las veces en las que los derechos laborales han sido trasgredidos en perjuicio de los trabajadores son bastantes; gran parte de  ello se debe a que a las crisis económicas, la pésima planeación en cuanto a la ejecución de políticas económicas federales, así como a los modelos económicos.

El más reciente y según lo dicho por nuestro presidente “se ha extinguido por decreto desde que su mandato  dio inició”, el neoliberalismo. Dicho esquema al que la oposición y uno que otro proletario masoquista le sigue suspirando, so pena de  degenerar en la mayoría de so males socioeconómicos que padecemos en la actualidad por encima de los supuestos beneficios que nos hicieron creer sexenios pasados. Pese a que los detractores del partid en el poder no se cansan de repetir que “MORENA es una desgracia para México”… Sí me refiero a ustedes mis insufribles vende patrias tricolores, que pese a que cuando estuvieron en el poder se dedicaron a malbaratar los aparatos parestatales y desarrollo popular le dieron “atole con el dedo” al pueblo mientras sin remordimiento llenaron sus cuentas bancarias personales, asegurando que el beneficio social estaba dado a través de programas de apoyo que para lo único que sirvieron fue para condicionar el voto en épocas electoreras.

No nos extrañe que por medio de las premisas anteriores  aun hoy, el PRI le quiera  seguir dorando la píldora” de nuevo a los ciudadanos que están cansados de sus falsas promesas. Eso sí ahora que no son mayoría en el congreso federal ni en la preferencia de los votantes, da la suerte de que tienen el remedio para todos los males de México, pero me pregunto ¿Qué diablos hicieron por más de ochenta años?

Entre esta miseria discursiva y la mojigata de los panistas y demás esbirros, resulta pues que ahora sí les interesa el bienestar de los mexicanos ¡No pues! “Gracias”. Y a propósito de caritas de palo y falsas promesas ¿Qué dirá Claudio X. González? Uno de los empresarios-explotadores número uno de este país. Para él al igual que los anteriores, MORENA, AMLO y la 4T son una desgracia. No obstante, la desgracia es para ellos y en particular para él, ya que ahora no goza de beneficios y subvenciones corruptas de sexenios pasados. No por nada  su coraje y unidad por un  “resurgimiento” de México se sumó a la grilla política siendo uno de los principales benefactores de “Va X México”, la fórmula electorera que pretende desbancar al actual presidente.

 Volviendo al asunto de los trabajadores, cabe señalar lo que el actual sexenio ha tenido intentonas de revirar procesos en perjuicio de los trabajadores. Me refiero a la ley de para regular el outsourching cuyo objetivo es combatir las malas prácticas con la subcontratación de trabajadores. Esta práctica se incluyó en la Ley Federal de Trabajadores desde el año 2012, a partir de entonces las empresas comenzaron a terciarizar servicios a otras compañías, lo que degeneró en el empleo temporal con beneficios inciertos para los trabajadores entre ellos el desentendido de seguro social.

Pero no se engañen no todos los aciertos y acciones de los de la 4T generaran los beneficios deseados. Baste señalar las Reformas Laborales a Sindicatos de Investigación de CONACYT, así como la de retirar el apoyo a científicos de centros privados a partir del siguiente año, cuestión que ha puesto muy nervioso al sector académico, sobre todo aquellos que vivían más de su prestigio que de su productividad. En fin, mientras esto se concreta desde hace meses algunos institutos, colegios y universidades se truenan los dedos y se comen las uñas de ansiedad pues planean llevar a buen puerto a través del diálogo unas reformas que no perjudiquen al grueso del sistema, lo que además se traduce entrelíneas en  que  pretenden renegociar la pérdida de sus beneficios y privilegios, eso sí no son todos los casos, solo la de algunos intelectuales orgánicos y villamelones, aunque claro, no es el caso de todos…

Son muchos los temas de esta semana que casi se me olvida mencionar las transmutaciones de la 4T a nivel local, en particular la de dos de los seis Ayuntamientos donde MORENA ganó las elecciones el año pasado; me refiero a los vecinitos enclavados en el Valle del Mezquital; Progreso de Obregón y Mixquiahuala de Juárez. A pesar de pertenecer a la misma corriente política tal pareciera que también entre los morenistas se separan entre razas y pedigrí, pues no es lo mismo el “bien” recomendado edil de Mixquiahuala José Ramón Amieva que el chapulinezco Armando Mera en Progreso.

Recientemente se han dado controversias que reviven el fantasma sobre la controversia de los límites territoriales entre ambos, ello gracias al mal entendido e ineptitud de un funcionario morenista de Progreso en contra de un contribuyendo de Mixquiahuala. Ambos municipios  dan mucho de qué hablar sobre todo por los personajazos que tienen entre sus filas; algunos incluso ya han sido relevados de sus cargo, en tanto que otros más para matar el tiempo de la nueva normalidad, suelen  fotografiarse con su candidato a diputado local predilecto, lo que representa una falta grave y sancionable pues como servidores públicos tiene prohibido hacer este tipo de actos.

Finalmente para cerrar el comentario de esta semana cabe mencionar a nuestros trabajadores maistros de obra. Los albañiles, cuya actividad se ha recuperado gradualmente en lo que va de estos dos últimos meses, sirva decir que el día de hoy se celebra su día, el Día de la Santa Cruz (Día del Albañil). Y bueno, a propósito de cruces, cemento y construcción, sirva una plegaria por la compleja situación laboral que está pasando una de las empresas más importantes de esta entidad, La Sociedad Cooperativa Cruz Azul. 

Shotoes similares